Feminicidio de joven de 17 años en Sitalá, Chiapas

Al Gobierno del Estado de Chiapas

A la Presidencia Municipal de Sitalá, Chiapas

A la Cominsión Nacional De Derechos Humanos

Al Consejo Estatal de Derechos Humanos

A las Organizaciones de Derechos Humanos No Gubernamentales

UN CASO MÁS DE FEMINICIDIO

Asesinan a una Joven de 17 años”,

Pobladores del Pueblo de Sitalá, Chiapas”.

Bachajón, Chilón, Chiapas a 25 de Septiembre 2014

El día martes 16 de septiembre, aproximadamente a las 8 de la noche en la cabecera municipal de Sitalá, Chiapas, según la versión de los papás, amigos y vecinos, por la presentación de los hechos, fue asesinada la joven Josefina Cruz Deara, originaria del poblado Insurgentes Picoté, municipio de Sitalá, Chiapas, quien entre semana dejaba su comunidad y rentaba un cuarto en el poblado de Sitala, Chiapas, para continuar sus estudios.

Josefina, contaba con 17 años de edad; era estudiante de COBACH, plantel 100 ubicada en la cabecera municipal de Sitalá. Los padres de la estudiante habitantes de Insurgentes Picoté Sebastián Cruz Pérez y Micaela Deara Gómez, reunieron la información con vecinos y amigos quienes aseguran que su hija fue asesinada.

Los hechos, sacados de los testimonios de amigas, amigos, vecinos y familiares:

El día 16 de septiembre en la noche, dicen, Según informe de la averiguación de sus familiares y amigos, sus compañeros” que estando ella con su grupo de compañeras de escuela en el ciber de la localidad, su novio, le mandó un mensaje en el celular, invitándola a verse en el cuarto en donde rentaba la ahora difunta. Ella se despidió de sus compañeras y se fue. Posteriormente existe el testimonio que compró 30 tacos en una fonda de Sitalá. Lo cual da a entender que esa noche estaba con más de una persona.

Al día siguiente 17 de septiembre, ya no se presentó en la escuela donde estudiaba, y sus compañeros y compañeras se preguntaban por ella.

Por la información que se proporcionó al Centro de Derechos Indígenas A.C (CEDIAC), el día 17 de septiembre, su mejor amiga cuando se fue a la escuela, pasó por ella, como era su costumbre, le tocó la puerta y no respondió. Posteriormente, a la hora del receso, volvió y tocó, del mismo modo no respondió y entonces le dejó una nota, metiéndola por debajo de la puerta. Después de la clase, la misma amiga salió y fue a buscarla otra vez. Ahora pidió al vecino permiso de pasarse por su terreno, que por la parte de atrás, colinda con el cuarto de Josefina. La amiga, se pasó del terreno del vecino al de su compañera y se dio cuenta que la puerta estaba semi- abierta, la empujó y se abrió. Ahí se percató que su compañera estaba tendida, muerta, y en su cama. De inmediato dio parte a las autoridades. Al momento, vecinos y compañeros se dieron cita en el lugar de los hechos. Todos fueron testigos de que Josefina Cruz Deara se encontraba tirada en la cama, golpeada, y según dicen los testigos que presenciaron la escena, eran notables las lesiones en el cuerpo; estaba ahorcada con una blusa y con ropa metida en su boca.

Se avisó al Ministerio Público quien levantó el cuerpo. Se procedió a hacer la autopsia para verificar la causa de la muerte. Después de la autopsia se le dijeron a los familiares que era mejor, para que no hubiera mas problemas, se dijera que ella se había quitado la vida. Versión a la que se opusieron los padres y familiares, debido a la contundencia de los hechos que precisan que fue violentada y asesinada.

Por la tarde noche del día 17 de septiembre, a la vista del padre de Josefina y un amigo de la familia, el Ministerio Público, con la policía judicial se llevaron las pertenencias de la jóven. El celular de ella no apareció.

El caso es llevado por el Ministerio Público, Mesa 1, ubicado en el poblado de Bachajón, Municipio de Chilón, Chiapas. Expediente no. AP80/2014.

El día 25 de septiembre los familiares de Josefina, fueron notificados que las pruebas periciales indican que ella se quitó la vida. Ante este dictamen de las autoridades judiciales, los familiares, compañeros de escuela y vecinos piden enérgicamente que se haga justicia. De no hacerlo no solamente quedará impune quién o quienes le hayan quitado la vida a esta joven, sino que esto es otro caso de feminicidio que invita a que continúe la escalada de violencia y de muerte hacia las mujeres.

También este Centro de Derechos Indígenas (CEDIAC) denuncia que ese mismo día, 16 de Septiembre del año en curso, se asesinaron a tres jóvenes estudiantes en la cañada Golonchan. Además queremos anotar que la venta de bebidas alcohólicas clandestinas e ilegales como la venta y consumo de droga en este municipio es verdaderamente escandalosa.

PEDIMOS QUE SE HAGA JUSTICIA Y SE TOMEN LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA QUE LA VIOLENCIA PARE EN EL MUNICIPIO DE SITALA, CHIAPAS.

CENTRO DE DERECHOS INDÍGENAS A.C. (CEDIAC)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s